Aprende a llevar un vestido largo con estilo

Lucir un vestido largo no es algo exclusivo de una gran fiesta nocturna, también podemos lucirlo en un tarde de cine.

  • Cómoda

Esta combinación está muy de moda. zapatos deportivos y vestido largo es un nuevo concepto que está ganando terreno en las tendencias del momento. No es una combinación formal, pero sirve como look casual para un café o un cine por la tarde.

Si eres de las que detestan los zapatos de tacón, este estilo te ayudará a estar cómoda y guapa a la vez. Además, puedes escoger un vestido más largo si prefieres que no se vean los deportivos.

  • Chamarra de mezclilla

En la misma linea casual tenemos una de las mejores combinaciones, una chamarra de mezclilla. Te ayuda a dar un corte en tu cintura para enfatizar tus curvas, es el mejor complemento para no crear más volumen en tu conjunto y es un color neutro así que sienta bien a cualquier tipo de piel.

  • Cinturón

Si tu vestido tiene un corte a la cintura o le añades un cinturón, vas a lograr una cintura mucho más esbelta. Es una de las mmejores maneras y más sencillas de equilibrar tu figura, aunque si no te gustan los cinturones puedes escoger un vestido ceñido a la cintura y listo.

  • Tacones

Para llegar a lo más alto sin pedir milagros, nada como unos buenos tacones. Si tu vestido tiene una abertura lateral, unos tacones harán que te veas mucho más sexy, además lograrás unas piernas más estilizadas.

  • Chamarra de piel

Una chamarra de piel hará que tu estilo tenga un toque más elegante. Si es negra quedará todavía más formal, crea el corte a la cintura que se requiere para equilibrar tu look y te da la opción de maquillarte de manera más agresiva.

  • Playa

Nuestro fiel compañero de viajes, nunca falla en la maleta playera algún que otro vestido largo y cómodo. La tela es fina lo que hace que no pases calor, a su vez es una prenda con mucho estilo para tus días de playa.

  • Bajitas

El buen perfume viene en frascos pequeños, para las más bajitas también hay solución. Puedes no llevar un vestido hasta los pies para lucir un poco más alta. Lo ideal para ti es un vestido asimétrico con la altura que quieras por la parte trasera, mientras por delante sea por encima de la rodilla.

Escoge el estilo que más se adapte a tu personalidad ¡y a la calle!

Vístete con ropa ecológica!

Moda ecológica y moda sostenible son términos que han aparecido en el mundo de la moda y que cada vez están teniendo más repercusión. Pero ¿qué significan estos términos, qué implican? No son términos independientes ni excluyentes, ambos responden al papel que juega la industria textil en los problemas medioambientales, sociales y culturales.

El término moda orgánica o ropa ecológica se refiere a las prendas fabricadas con fibras cultivadas siguiendo los estándares de producción ecológica.  Durante muchos años ha habido confusión respecto al significado del término “ecológico” en la ropa. En 2002 se llegó a un acuerdo entre distintos sectores del mundo textil  que dio como resultado La Norma Textil Orgánica Global (GOTS, Global Organic Textile Standar).  Esta norma define los requerimientos reconocidos globalmente para asegurar la condición orgánica de los productos textiles, desde la obtención de la materia prima, procesamiento de la fibra, fabricación, empaquetado, etiquetado hasta la distribución,  a través de una producción responsable con el medio ambiente y el medio social,  a fin de que el producto final ofrezca al consumidor la necesaria seguridad y credibilidad.

Estos productos también son comercializados de manera justa lo que implica mejores condiciones para los trabajadores del sector tales como mejores sueldos y una menor exposición a productos químicos peligrosos para su salud. La relación inversa no ha de cumplirse necesariamente, es decir las normas de comercio justo (Fair Trade Standar) no exigen que las fibras sean ecológicas aunque si prohíben el uso de los pesticidas y fertilizantes considerados más dañinos.

Respecto al término moda sostenible hay muchas maneras de definir la sostenibilidad. La definición de Brundtland en 1987 definió el desarrollo sostenible como aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades. La moda sostenible comparte con la ecológica la  preocupación por el medio ambiente. Los materiales sostenibles se fabrican a partir de materiales reciclados por ejemplo, sin embargo no implica que procedan de materiales ecológicos.

El termino sostenible en moda no se refiere únicamente al producto sino a todo su ciclo de vida (materias primas, fabricación, manufactura, terminado, transporte, venta y usos). Implica que durante toda la existencia de una prenda se han seguido criterios que conllevan conservación de los recursos, uso de materiales que faciliten el reciclaje, uso de energías renovables, durabilidad de las prendas, mejora de las condiciones de los trabajadores y mejoras de la eficiencia en el transporte entre otros.

Entendemos que la moda sostenible ha de ser también ecológica, y que la moda ecológica conlleva sostenibilidad, por tanto en nuestra marca de ropa confluyen los dos conceptos. Elaboramos las prendas con tejidos ecológicos certificados GOTS creando prendas de calidad y duraderas, respetuosas con el medio ambiente y con tu piel, además de tener un diseño único y original.
La moda sostenible y ecológica no significa ropa aburrida o austera. La innovación y el diseño son elementos importantes  para conseguir el crecimiento de este nuevo sector dentro del mundo fashion.

  De compras por Nueva York

Como ya has podido comprobar en esta Guía de Nueva York, esta ciudad es apasionante, llena de actividad, de ofertas de ocio de todo tipo, de lugares encantadores y de lugares de locura. Y, cómo no, Nueva York es también la ciudad por excelencia para ir de compras.

El punto de partida imprescindible para ir de compras por Nueva York es, sin duda alguna, la Quinta Avenida. Esta avenida corre paralela a Central Park y en ella vas a encontrar numerosos atractivos turísticos, aunque, desde luego, lo primero que te va a impresionar son los escaparates (”windows”) interminables que jalonan toda la avenida y que encandilan a cualquiera, haciendo peligrar, desde luego, los mejores propósitos de ahorro.

Cartier, Christian Dior, Chanel, Yves Saint Laurent, Tiffany’s, la Apple Store, …, son algunos de los ejemplos de lo que te espera en la Quinta Avenida, el lugar perfecto para practicar el “shopping”, rodeados de inmensos rascacielos, del constante trasiego de gentes y coches, todo invita a disfrutar del Midtown de Manhattan.

Pero las compras no terminan en la Quinta Avenida. Efectivamente, en Manhattan vas a encontrar una amplísima oferta de lugares para parcticar el “shopping”, como es el caso Times Square: la Disney Store, el Manny’s Music, Toys ‘R’ Us, Colony o la Virgin Megastore (si buscas una camiseta típica de Nueva York, como las típicas de “I Love NY”, es en Time Square donde las debes comprar, por sólo unos $4). Igualmente, el SOHO, Chinatown y Little Italy son lugares perfectos para perderse en Manhattan para ir de compras, lugares donde encontrarás lo inimaginable.

También en Manhattan hay lugar para la compra de antigüedades de todo tipo, para lo que te recomendamos la zona de Union Square, donde vas a encontrar la Academy Records & CD’s (especializada en discos usados), el Housing Works Thrift Shop (tienda especializada en artículos de segunda mano y antigüedades) o el Garage Antique Fair (abre sólo los fines de semana y cuenta con más de 100 puestos dedicados a la venta de objetos antiguos de todo tipo).

Igualmente, no te puedes perder el Union Square Greenmarket, un impresionante mercado agrícola que se celebra en Union Square los lunes, miércoles, viernes y sábados, de 8.00 horas a 18.00 horas, donde podrás encontrar infinidad de productos agrícolas, flores, plantas, semillas y productos típicos y artesanales de los más variado.

Y si lo que buscas es la moda más vanguardista y los diseños más atrevidos, te recomendamos Barneys, Prada y Gucci, tiendas de las cuales encontrarás varios establecimientos a los largo del Midtown y el Downtown de Manhattan.

Realmente, Manhattan es el lugar perfecto para ir de compras, para mirar escaparates, para entrar en grandes almacenes, tiendas de grandes y famosas marcas, pero, también, para descubrir pequeños y recónditos comercios y tiendas en las que podrás encontrar lo que nunca imaginarías que pudiera existir.

Pero más allá de Manhattan, en Nueva York vas a encontrar una amplísima oferta para ir de compras, sobre todo si buscas artesanía. Es el caso de Harlem, donde te recomendamos el Harlem Market, situado en la calle 116, un mercadillo al aire libre donde puedes encontrar artesanía, ropa típica africana, libros, etc … Igualmente, en esta zona encontrarás la Bobby’s Happy House, una tienda especializada en música gospel y blues.

Y, desde luego, Brooklyn es uno de los lugares que debes visitar si quieres comprar souvenirs de Nueva York curiosos y al mejor precio, incluso los más estrambóticos pero encantadores al mismo tiempo (por ejemplo, un paraguas con el mapa del Metro de Nueva York estampado lo puedes conseguir en el New York Transit Museum de Brooklyn). Te recomendamos especialmente algunas compras en Brooklyn porque se trata de uno de los lugares donde la inventiva en los souvenirs es sorprendente, como es el caso de los recuerdos que puedes comprar en Coney Island.

Nueva York para ir de compras es un lugar sencillamente increíble. Todo tipo de tiendas lo vas a encontrar aquí; todo lo que busques está en Nueva York; lo que ni imaginabas que pudiera existir lo vas a encontrar en Nueva York. En esta ciudad de comerciantes por antonomasia vas a encontrar desde las tiendas más elitistas hasta los mercados más populares que puedas imaginar; desde las tiendas más tradicionales hasta las tiendas más innovadoras; desde las tiendas que venden la última tecnología hasta las tiendas que venden las antigüedades más sorprendentes. Nueva York es perfecta para ir de compras y no parar, donde, si juegas bien tus cartas, puedes conseguir chollos que ni imaginabas.

Compres o no compres, ir de tiendas por Nueva York es una experiencia inolvidable.